Curiosidad

2 Flares 2 Flares ×
La primera y la más simple emoción que descubrimos en la mente humana es la curiosidad
Edmund Burke (1729-1797)

 

Curiosidad

 

 

Esta fotografía fue tomada en Hue, en la Pagoda de Thien Mu, situada junto al Río del Perfume. Además de la pagoda propiamente dicha, el complejo estaba compuesto por una serie de pabellones y edificios que constituían un monasterio donde se formaban a niños y jóvenes que querían llegar a ser monjes budistas. En uno de esos pabellones, encontré a estos pequeños, observando con curiosidad a través de la celosía de una de las ventanas. Fuese lo que fuese lo que estuvieran mirando, los mantuvo absortos entre pequeñas exclamaciones y risas, hasta que un gong ceremonial sonó varias veces, rompió el encantamiento y el grupo se disolvió, dirigiéndose a la carrera, a otro pequeño recinto donde empezaban a sonar los típicos cantos budistas que anunciaban el comienzo de una ceremonia religiosa.

 

Datos Técnicos
Vietnam – 02/10/09
Canon EOS 50D + Sigma AF 18-250mm f/3,5-6,3 DC OS
Distancia Focal: 147 mm.
Diafragma: f/6,3   Velocidad:1/200   1600 ISO

 

2 Flares Twitter 0 Facebook 2 Google+ 0 Pin It Share 0 Email -- 2 Flares ×

 SUSCRÍBETE A EL OJO CUADRADO

8 pensamientos en “Curiosidad

    • Perdón por la tardanza en responderte, Carmen. Ah, entonces, ¿tú también sientes curiosidad? Es divertido comprobar como, siempre que muestro esta foto, la pregunta es la misma: ¿que había al otro lado de la celosía? Y a mí, me gusta mantener el misterio. Muchas gracias por tu comentario y por visitar El Ojo Cuadrado.

  1. Cómo me gusta esta foto. Sin embargo, creo que pierde un poco con el formato cuadrado. Recuerdo el original, y la composición gana con la imagen total y no centrada en el sujeto principal.
    Aún así, sigue siendo una gran foto.
    Beatriz

    • Muchas gracias por tu comentario y perdón por la tardanza en responderte, Beatriz. Quizás tengas razón, y esta imagen es mucho más potente en su formato original que en el formato cuadrado, pero quería mostrarla en el blog y la única solución posible era el recorte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *