Esa triste mirada

2 Flares 2 Flares ×
Siempre que vuelvo a ver esta foto, tengo la misma sensación de tristeza y de desasosiego. No lo puedo evitar. Y como le pasó a Steve McCurry con su niña afgana, termino haciéndome la misma pregunta: ¿qué habrá sido de ella?

 

Esa triste mirada

 

 

Seguro que mi amiga Beatriz recordará como ocurrió el encuentro. Recorría junto con ella y otras amigas el complejo de templos de Angkor en Camboya, sudando a chorros debido a la humedad de la selva, cuando la vi en el alféizar de una ventana de un templo semiderruido. No tendría mas de 8 años. Bajó de su atalaya y empezó a seguirnos discretamente, en nuestro deambular entre las ruinas. No era como los otros niños que, en cuanto nos divisaban, nos asediaban sin tregua para intentar vendernos cualquier baratija o pedirnos un dólar como limosna. Ella no. Ella no despego los labios mientras estuvo cerca nuestra, ni nos ofreció pulsaras o piezas de artesanía. Simplemente nos seguían y nos observaba. Tras varios intentos fallidos conseguí hacerla un par de fotos y como recompensa la entregué unos cuantos billetes de la moneda local. Ella sin apenas mirarme los cogió y sin sonreír ni despegar los labios desapareció entre las ruinas del lugar. No la volví a ver.

 

Hoy repasando otras imágenes de ese mismo viaje para incluirlas en el blog, me he vuelto a encontrar con su mirada. Como siempre, esos ojos negros han conseguido atraparme, casi hipnotizarme, y tenerme pegado a la pantalla del ordenador durante un buen rato, recordando… Y he decidido compartir con todos vosotros esa triste mirada.

 

Por cierto, no quiero dejar pasar la ocasión para recomendaros visitar el blog, que sobre cine tiene mi amiga Beatriz Jimenez. Toda una delicia para los que nos gusta el buen cine. Pincha aquí para visitarlo.   

 

Datos Técnicos
Camboya – 08/10/09
Canon EOS 50D + Sigma AF 18-250mm f/3,5-6,3 DC OS
Distancia Focal: 80 mm.
Diafragma: f/8   Velocidad:1/30   400 ISO

 

 

2 Flares Twitter 1 Facebook 1 Google+ 0 Pin It Share 0 Email -- 2 Flares ×

 SUSCRÍBETE A EL OJO CUADRADO

8 pensamientos en “Esa triste mirada

  1. Claro que recuerdo esta foto y a esta niña en particular. Tengo una foto similar pero en horizontal. De este viaje tienes fotos muy buenas que debes compartir!! Así que espero ver más.
    Un saludo
    Beatriz

    • Hola Beatriz. Claro que publicaré alguna más, por muchos motivos fue un viaje inolvidable. Un saludo y gracias por visitar El Ojo Cuadrado.

  2. Cuando vi la fotografía por primera vez me llamo la atención una cosa, era una mirada triste pero no un rostro triste. Me parece una hermosa y tierna fotografía.

  3. Nadie sabe en qué noche de octubre solitario,
    de fatigados duendes que ya no ocurren,
    puede inmolarse la perdida infancia
    junto a recuerdos que se están haciendo.
    Cómo encontrar un sitio con los primeros ojos,
    un sitio donde asir la larga soledad
    con los primeros ojos, sin gastar
    las primeras miradas,
    y si quedan maltrechas de significados,
    de cáscara de ideales, de puresas inmundas,
    cómo encontrar un río con los primeros pasos,
    un río -para lavarlos- que las lleve.
    Mario Benedetti

    • Muchas gracias por tu comentario, Manuel. Me gustaría volver al Sudeste Asiático y sobre todo a Tailandia y Malasia, aunque mi viaje pendiente es a Japón. Un saludo y gracias por visitar El Ojo Cuadrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *